Ocurre, que nos estamos abriendo al mundo y a nuevas experiencias, es la forma de demandar experiencias y de aprender a valorar el precio real de las mismas. Ya no se paga por una estancia, se paga por una sensación. Nuestra oferta es compartir los mejores momentos. Cada apartamento ofrece una sensación diferente ¡Cada uno tiene un trocito de nuestro corazón! Han sido diseñados con paciencia, sueños, entusiasmo, sonrisas, sentimiento, intuición y el más importante de todos: con mucho amor.

Mi marido Laurent, a través de su sueño y ayudado por un equipo de profesionales, ha trabajado sin descanso para crear estas maravillas que estimulan nuestros sentidos.. Todos estos detalles son los que tienen la fuerza de cambiar una vida, nos enriquecen. Ven y experiméntalo por ti mismo.

Con inmensa gratitud,
MaIte y Laurent

 

Reservar